jueves, 24 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD




Me asomo a la ventana y sólo veo un cielo gris. No para de llover. A veces con dulzura, a veces con rabia. En estos momentos tan difíciles para la famila parece que el tiempo ha querido acompañarla.
Da la impresión de que el cielo anima a los mortales a quedarse en casa con sus familias, compartiendo vivencias y sentimientos, reforzando así los vínculos sanguíneos. 


Es Navidad y no está Lourdes entre nosotros. Es Navidad y seguimos preguntándonos por qué. Por qué no podemos brindar con ella. Nos duele enormemente que Antonio y Encarna se hayan encerrado en casa y no quieran saber nada del resto del mundo. -Antonio hoy está enfermo, y no se ha levantado de la cama-. No hay consuelo. No hay descanso. Sólo esta realidad gris, como el cielo. No hay sol. Las calles están húmedas, como las mejillas de aquellos que guardan un sitio en su corazón para albergar la ilusión de verla algún día aparecer.

 En estas fechas tan duras, las más duras, no queremos dejar de desear que cada cual en su seno familiar se comprometa a ser mejor persona cada día, a evitar que nuestras manías y defectos interfieran en nuestras relaciones, y a abrazarnos en comunión con nuestros semejantes, porque todas nuestras diferencias, nuestros humanos conflictos, nuestras pequeñas rencillas no deberían nunca hacer mella en nuestros corazones, impidiendo acercarnos a nuestro semejante. Todo eso no tiene importancia, creedme, en comparación con el dolor que se siente cuando te arrebatan por la fuerza a un ser querido, y el árbol familiar ve como una de sus ramas es desgajada para hacer leña y no volver nunca a reunirse en torno al tronco. Feliz Navidad a todos, y a tí, Lourdes, allá donde estés.



1 comentarios:

Eduardo dijo...

No hemos enviado felicitaciones a Antonio y esposa,hemos mantenido silencio,pero no un silencio de olvido,si no de respeto y posiblemente muchos otros amigos y conocidos habrán hecho lo mismo,por lo cual todos esos silencios se unirán formando uno único ,que pasado éstos días,se convertirá en un grito para el resto del año,!! No estaís solos estamos con vosotros ¡¡
Eduardo y los compañeros de Protección Civil de Roquetas de Mar